Aspectos técnicos a tener en cuenta para el transporte refrigerado

A la hora de realizar un transporte en carretera refrigerado, hay tener en cuenta varios aspectos para evitar que ocurran problemas técnicos y/o mecánicos. Un fallo técnico no detectado con antelación, puede suponer la pérdida de miles de toneladas de alimentos debido a una mala refrigeración, y por lo tanto, grandes pérdidas económicas para cualquier empresa.

El mantenimiento y la reparación de las unidades de refrigeración, son clave para evitar este tipo de pérdidas y deben de ser realizadas por técnicos cualificados. Es importante revisar y poner a punto todo el sistema tanto a la hora de su montaje inicial en el vehículo, como en su posterior mantenimiento para evitar que pueda afectar a los productos transportados.

En cualquier tipo de sistema de refrigeración podemos encontrar cuatro componentes básicos como el compresor, el condensador, la válvula de expansión, el refrigerante y el evaporador. Estos componentes básicos requieren un mantenimiento apropiado. El preventivo, para revisar el equipo y ampliar su vida útil y el correctivo. Donde se examinarán y repararán las diferentes causas que puedan hacer que el sistema no funcione correctamente para poder realizar las diferentes etapas en el transporte refrigerado como son, la producción, el preenfriamiento, el embalaje y almacenaje, el transporte, la distribución, descarga y entrega en los puntos de venta.

La periodicidad con la que se realizarán los mantenimientos en los equipos frigoríficos dependerá siempre del tamaño y horas anuales de utilización de la unidad teniendo siempre en cuenta el manual de mantenimiento de cada marca.

En Talleres Álvarez somos especialistas en la reparación, mantenimiento y venta de unidades frigoríficas para el transporte y además, servicio oficial Thermoking. Si necesita instalar o reparar una unidad frigorífica en su vehículo, puede ponerse en contacto con nosotros a través de nuestra página web.